Investigar, publicar y debatir para transformar

EDITORIAL

Investigar, publicar y debatir para transformar

 

Research, publish and debate to transform

 

"… las revistas quieren, a más de autores que sepan escribirlas, público que sepa leerlas".

"… la razón se nutre en la controversia".

José Martí, 1884.

Google académico es una de las principales herramientas de referencia para la búsqueda de información científica a nivel mundial, sus estadísticas de acceso permiten conocer las primeras cien revistas más citadas según su idioma. Para ofrecer este dato se utiliza el índice de Hirsh que relaciona la cantidad de consultas que recibe una publicación.

Recientemente se ha divulgado que cuatro revistas cubanas de la editorial Ciencias Médicas se encuentran entre las cien primeras más citadas de acuerdo al índice de Hirsh.

La revista Educación Médica Superior se encuentra en el lugar cuarenta y cuatro de esta lista y ocupa el segundo escaño después de la prestigiosa Revista Cubana de Salud Pública que se ubica en el lugar veintinueve.

Esto, sin dudas, es un hecho meritorio motivo de orgullo para nuestro comité editorial.

Divulgar conocimientos con pertinencia potencial a la solución de los problemas de la formación de recursos humanos en salud y contribuir al debate científico generador de criterio y sustento de decisiones relevantes para el incremento de la calidad de la educación médica son objetivos estratégicos de nuestra revista.

La revista de Educación Médica Superior mantiene un trabajo sistemático que garantiza la publicación de artículos de calidad. Casi la mitad de los artículos recibidos son rechazados inicialmente con recomendaciones de los árbitros y una cuarta parte son rechazados definitivamente. La revista dispone de un número creciente de artículos en proceso de arbitraje lo que le permite a su comité editorial trabajar con rigor y sin urgencias temporales.

Los miembros de la comunidad científica de educadores médicos consumen nuestro producto y visualizan nuestros artículos; su interés valida en alguna medida la calidad de la publicación. Esto se constituye en una premisa para la utilización práctica del conocimiento divulgado.

Identificar problemas relevantes a la práctica e investigarlos, fundamentar los resultados obtenidos, publicarlos y defenderlos son momentos esenciales del quehacer científico.

A cada nuevo conocimiento obtenido en este proceso le es consustancial un grado de pertinencia potencial al problema que le dio origen. Si el resultado obtenido no se divulga y no contribuye a generar una matriz de pensamiento fundamentado científicamente, difícilmente podrá ser concretada y validada su pertinencia.

La responsabilidad primaria de investigar, publicar y hacer abogacía de sus resultados científicos es del autor. No es misión del órgano que publica, la lucha por la introducción a la práctica de los resultados científicos. Una revista puede, no obstante, contribuir a una divulgación generadora de consenso científico, si selecciona los artículos que reflejen resultados promisorios para la práctica y propicia espacios de debate que posibiliten que de lo expuesto por un individuo a la curiosidad colectiva se generen proyectos transformadores.

La no utilización sistemática de evidencias científicas para fundamentar las transformaciones realizadas en las estrategias y planes de formación de los profesionales de las ciencias médicas ha sido una regularidad.

Una investigación orientada a la descripción y análisis de los planes de formación de médicos de los principales centros académicos mundiales, desarrollada en el año 1982 por un grupo de expertos cubanos en cumplimiento de una indicación de Fidel Castro, contribuyó al desarrollo de profundas transformaciones en la Educación Medica Superior Cubana encaminadas al incremento de su calidad y pertinencia.

Desde entonces, necesidades derivadas fundamentalmente de demandas de los servicios de atención médica han generado múltiples transformaciones en el campo de la Formación en Ciencias Médicas cuyos resultados no han sido suficientemente evaluados.

La apreciación hegemónica expresa que las transformaciones realizadas han sido necesarias, y han contribuido a la pertinencia de los planes de formación. No se sustenta esta posición con evidencias científicas.

Las aisladas apreciaciones críticas a los cambios realizados tampoco se fundamentan con resultados científicos y se orientan principalmente a reivindicaciones académicas específicas

El debate opinático de certezas diferentes basadas en experticias históricas, aunque emerge oportunistamente en diferentes foros no cuenta con un espacio propio y una agenda precisa de contenidos, por lo que no es pertinente al desarrollo de la academia; mientras que el debate científico que expone certezas basadas en evidencias, no existe, con la excepción del que se produce en los actos de defensa de grados científicos.

La necesidad de un real debate científico que enfoque críticamente la práctica de la Educación Médica es una necesidad ineludible.

La revista Educación Médica Superior pretende contribuir a este debate necesario, por lo que el trabajo editorial del año 2013 se orienta a priorizar dos ejes temáticos que constituyen, a juicio de su comité editorial, áreas de resultados claves para la formación de los recursos humanos en salud:

- Evaluación curricular.
- Competencias profesionales en salud.

El Comité editorial exhorta a los profesionales que la prestigian escogiéndola para publicar sus resultados científicos a que privilegien estas temáticas

El colectivo de dirección de la revista recibirá con beneplácito propuestas de otras temáticas, así como sugerencias de vías y métodos para organizar debates científicos presenciales en torno a los ejes priorizados en esta etapa, además del que se propicia en las propias páginas de las revista.

En consecuencia con el propósito planteado invitamos a la comunidad académica a participar en los encuentros de controversia y debate que se realizarán los últimos miércoles de cada trimestre a las dos de la tarde en el Centro de Desarrollo Académico en Salud, sede de la revista, donde un grupo de expertos disertará acerca de aristas específicas de los ejes temáticos definidos, responderá a las preguntas del auditorio y a las enviadas por nuestros lectores a la sección «A debate» del portal de la Revista Educación Médica Superior.

El debate científico es simiente fundadora de pensamiento creador. Contribuyamos a la fundamentación de las transformaciones necesarias a nuestra Educación Médica.

 

Dr. C. Eugenio Radamés Borroto Cruz
Director revista Educación Médica Superior