Curso Básico de educación médica impartido por la Escuela Nacional de Salud Pública

ARTÍCULO ORIGINAL

 

Curso básico de educación médica impartido por la Escuela Nacional de Salud Pública

 

Medical education basic course given by the National School of Public Health

 

 

MSc. Lizette Pérez Perea, MSc. Alina María Segredo Pérez, MSc. María Luisa Quintana Galende, MSc. Lázaro Díaz Hernández

Escuela Nacional de Salud Pública. La Habana, Cuba.

 

 


RESUMEN

El dominio amplio y profundo de la materia que se instruye constituye el punto de partida para ejercer la enseñanza. En la medida que sea superior la preparación científica de los docentes en el área de las ciencias de la educación, aumenta la pertinencia, calidad y eficiencia de la enseñanza. Se realizó un estudio descriptivo con el objetivo de caracterizar las 3 ediciones del Curso básico de educación médica impartido en la Escuela Nacional de Salud Pública en el período 2010-2012, las variables estudiadas fueron programa de estudio, profesores, categoría docente de los cursistas, satisfacción de estudiantes, entre otras. Como principales resultados se obtuvo que en las 3 ediciones realizadas en los cursos académicos 2010-2011, 2011-2012, se capacitaron un total de 48 profesionales de la salud vinculados a las actividades docentes, de ellos el 10,4 % sin categoría docente, un 39,6 % Instructores, el 22,9 % con categoría de Asistente, todos inmersos en el proceso de obtención o promoción de categorización docente. Es de señalar que un 27,1 % de los cursistas era profesor Auxiliar o Titular. De forma general se reconoció por parte de los estudiantes la gran satisfacción con la calidad del programa y del claustro que impartió el curso. Se concluye que el Curso básico en educación médica facilita a los docentes apropiarse de herramientas que permitan profundizar en el proceso de enseñanza aprendizaje, así como estudiar las principales tendencias, problemas y desafíos contemporáneos en la formación de recursos humanos para la salud.

Palabras clave: proceso enseñanza-aprendizaje, educación médica, preparación pedagógica.


ABSTRACT

Broad and deep mastery of the subject that is taught constitutes the starting point for teaching practice; as the scientific training of professors in the field of education sciences is higher, the relevance, quality and efficiency of teaching increases. A descriptive study was conducted to characterize the three rounds of the basic medical education course taught at the National School of Public Health in the period of 2010 through 2012. The studied variables were curriculum, professors, teaching category of the course participants, student satisfaction, among others. The main results of the three rounds of this course held in the 2010-2011 and the 2011-2012 academic years were 48 teaching-linked health professionals were trained; 10.4 % of them had no teaching category, 39.6 % were instructors, 22.9 % with assistant category and all of them involved in the process of obtaining or raising their academic category. It should be noted that 27.1 % of the participants was assistant or full professor. The students generally expressed their great satisfaction with both the quality of the course program and the faculty who gave the course. It was concluded that the basic course in medical education provides professors with appropriate tools to delve into the process of teaching and learning, as well as to study the main contemporary trends, issues and challenges in the formation of human resources in the healthcare field.

Keywords: teaching-learning process, medical education, pedagogic preparation.


 

 

INTRODUCCIÓN

Los retos de la educación superior para el siglo XXI plantean la necesidad de un nuevo proceso educativo, fundamentado en los principios de excelencia, calidad y pertinencia. El camino de la excelencia universitaria pasa por la excelencia en el proceso docente educativo y en el proceso de investigación científica.1

Los profesores para hacer frente a los retos que le demanda el propio proceso docente-educativo, están obligados a dominar los conocimientos científico-técnicos de las disciplinas que imparten, así como las habilidades profesionales generales y enseñar dicho contenido
a los estudiantes, de acuerdo con los objetivos haciendo uso de los principios didácticos y el conocimiento de metodologías que sirvan como herramienta para desarrollar con calidad dicho proceso.1

Este dominio amplio y profundo de la materia que se instruye constituye el punto de partida para ejercer la enseñanza; en la medida que sea superior la preparación científica de los docentes en el área de las ciencias de la educación, aumenta la pertinencia, calidad y eficiencia de la enseñanza y en especial en las particularidades que ha desarrollado la educación médica en nuestro país.2,3

La preparación como docentes de los profesionales de la salud debe concebirse como un proceso continuo iniciado desde el pregrado, incluso que transite por diferentes actividades de posgrado, lo cual posibilite desarrollar un ejercicio docente de calidad y facilite interpretar, fundamentar y aplicar los enfoques pedagógicos y conceptuales en el análisis y solución de los problemas, según los complejos procesos de la actividad educativa y transformarlos hacia la excelencia de los procesos formativos.

A lo largo del proceso revolucionario ha prevalecido la voluntad política en la formación del capital humano en el Sistema Nacional de Salud, para garantizar una mejor asistencia a nuestro pueblo, y cumplir con los principios internacionalistas que nos caracterizan.

En el complejo contexto de la universalización de la Educación Superior en Cuba, durante los últimos años la matrícula en carreras de ciencias de la salud se ha multiplicado por 6 y su plantilla profesoral por 8. En tales circunstancias, la superación de los profesores en el campo de las ciencias de la educación se convierte en una necesidad urgente e imperiosa. Teniendo en cuenta esta situación, el área para la docencia e investigaciones del MINSAP estableció la Indicación 5 de 2009, del Ministro de Salud Pública donde se orienta la implementación de un Curso básico de educación médica dirigido a todos los profesores y directivos del sistema de salud que no hayan recibido formación pedagógica como Diplomados en Educación Médica y Maestría en Educación Médica.4

En el año 2010 se inició el Curso Básico de Educación Médica, con un programa elaborado por parte de un estimado grupo de profesores de experiencia docente de la ENSAP y otras instituciones. A partir de la 1ra. edición, se ha perfeccionado y se ha impartido en las diferentes universidades médicas del país.

El Curso Básico de Educación Médica contribuye a dar respuesta al reto representado por el desarrollo de la revolución científico técnica, a la obsolescencia de los conocimientos en el campo de la Pedagogía médica, al olvido de estos y a las demandas surgidas en el seno de nuestra sociedad en la que se amplía el número de profesores y tutores, con el propósito de lograr la excelencia académica de los claustros docentes. Dentro de la superación profesional, el curso es una necesidad y se ha concebido con el objetivo de que los profesionales que tienen esta función adquirieran las herramientas básicas, pedagógicas y metodológicas para poder cumplir con sus objetivos, calificados estos como los elementos básicos que pudieran ser considerados como una escalera certificativa en la formación en educación médica, y encauzar la formación hacia la maestría y el doctorado para dar solución a problemas más complejos en al actividad educativa y tributar a la excelencia universitaria.

Como parte de la superación profesional brindada en los cursos académicos 2010-2011 y 2011-2012, se han realizado 3 ediciones del Curso básico de educación médica desde la ENSAP, dirigido a profesionales de la salud vinculados a la docencia, que necesiten o soliciten preparación en el área de la Educación Médica. Este trabajo ha servido para caracterizar su desarrollo y acumular esa experiencia para su perfeccionamiento.

Los criterios emitidos por los profesores que recibieron el curso, que incluye una valoración inicial de este para la formación pedagógica de los profesionales de la salud, motivaron la realización de este trabajo que tiene como objetivo caracterizar las 3 ediciones del Curso Básico de educación médica impartido en la Escuela Nacional de Salud Pública en el período 2010-2012.

 

MÉTODOS

Se realizó un estudio descriptivo con el propósito de hacer una caracterización general del desarrollo del Curso básico de educación médica impartido por el Departamento Docente de Salud Pública Internacional y Educación Médica de la Escuela Nacional de Salud Pública durante los cursos académicos 2010-2011 y 2011-2012. El universo estuvo constituido por todos los cursistas que fueron un total de 48 profesionales de la salud. Dentro de las variables estudiadas se encuentran: programa de estudio, profesores, categoría docente de los cursistas, cumplimiento de expectativas, así como la satisfacción en relación con los temas recibidos y el desarrollo del proceso enseñanza aprendizaje.

Para la recogida de la información se aplicó un cuestionario elaborado por los autores y se desarrolló una técnica grupal al finalizar el curso, donde se recogieron los criterios positivos, negativos e interesantes de los estudiantes según su percepción en cuanto a la capitación recibida. Estos se expusieron en tablas, utilizando como medida de resumen las frecuencias absolutas y relativas. Los datos una vez realizado su análisis y discusión permitieron emitir las conclusiones.

Se tuvo presente el consentimiento informado a los estudiantes que participaron en la investigación, así como el anonimato de la información brindada. De igual forma se explicó que dicha información solo sería utilizada con fines científicos, todo lo cual garantizó el necesario cumplimiento de los requerimientos éticos en la realización de este trabajo.

 

RESULTADOS

El Curso básico de educación médica fue diseñado dando respuesta a necesidades de aprendizaje identificadas en los profesores que se desempañan en el campo de la salud pública. Se propone como objetivo general que los estudiantes sean capaces de aplicar los fundamentos científicos y pedagógicos en los procesos de formación de profesionales en Ciencias de la Salud, que le correspondan en el desarrollo de temas de asignaturas o módulos, con un enfoque pertinente y contextualizado en el currículo que desarrolla, a partir de las situaciones y problemas de salud en su contexto de actuación.5

La estrategia docente tiene como referente metodológico esencial al modelo de la actividad, que presupone al estudiante como sujeto y objeto de su aprendizaje mediante la realización de tareas (actividad de aprendizaje) que permiten que se eleve la calidad del aprendizaje cuando la tarea está relacionada con la propia vida profesional o situaciones que la modelen, lo que está en función de la participación del que aprende en la construcción de los saberes teóricos y prácticos a lograr. Por esa razón el proceso docente del curso se sustenta en la realización de un conjunto de tareas docentes de forma colectiva en equipos, para garantizar el logro de las habilidades expresadas como núcleo de los objetivos planteados.6,7

La lógica interna del curso está prevista para que los profesionales a los cuales va dirigido desarrollen habilidades docentes y consoliden los conocimientos, motivaciones y actitudes en relación con el carácter científico de los procesos de formación de los recursos humanos para la salud.

El programa del curso está estructurado en los temas siguientes:5

Tema 1. La universidad médica contemporánea.
Tema 2. Diseño curricular.
Tema 3. Proceso enseñanza aprendizaje.
Tema 4. Recursos del aprendizaje.
Tema 5. Evaluación del aprendizaje.

Se refleja la duración en horas, semanas, créditos previstos en el programa y de la experiencia de cómo lo organizó la Escuela y del sistema de evaluación y el CD de apoyo que forma parte del diseño del programa.

La tabla 1 muestra la distribución de los profesores que participaron en las diferentes ediciones, según su categoría docente, lo que destaca la calidad del claustro del curso con predominio de los profesores auxiliares en todas las ediciones. Asimismo se puede observar que en la 3ra. edición hubo un fortalecimiento del cuerpo docente con 66,7 % de profesores con categoría de Auxiliar y 33,3 % de Titular. Es de señalar que del total de docentes que participaron en las distintas ediciones del curso, el 100 % son másteres en Ciencias y un 20 % ostenta el grado de Doctor en Ciencias.

En la tabla 2 se puede observar la distribución de los estudiantes, según la categoría docente, en las 3 ediciones realizadas en los cursos académicos 2010-2011, 2011-2012, se capacitaron un total de 48 profesionales de la salud vinculados a las actividades docentes, de ellos el 10,4 % sin categoría docente, un 39,6 % Instructores, el 22,9 % con categoría de Asistente, todos inmersos en el proceso de obtención o promoción de categorización docente, se debe destacar que un 27,1 % de los cursistas eran profesores Auxiliares o Titulares, lo que refuerza la importancia de que independientemente la categoría docente que se ostente se hace necesario mantener una actualización en el campo de la educación médica para un mejor desempeño (tabla 2).

En la exploración del cumplimiento de las expectativas de los estudiantes en relación con los temas recibidos en el curso se obtuvo que el 100 % expresó que sus expectativas estaban cumplidas, ya que el curso les aportó información necesaria para el desarrollo adecuado de las actividades docentes, se destaca la importancia de los temas Proceso enseñanza aprendizaje y Evaluación del aprendizaje. Estos resultados coinciden con estudios realizados.8

En la técnica grupal se recogieron las siguientes expresiones que se exponen a continuación:

Elementos positivos del curso:

- Contenidos actualizados.
- Buena organización del programa y de las actividades docentes.
- Muy buena preparación de los profesores que impartieron el curso.
- Profesores de excelente calidad profesional.
- El curso responde a necesidades de los docentes en la base.
- La aplicabilidad de los contenidos impartidos.
- El curso les permite apropiarse de herramientas para desarrollar el proceso de enseñanza aprendizaje con calidad.
- La bibliografía pertinente y actualizada.

No se recogen aspectos negativos y dentro los señalamientos interesantes por parte del grupo fueron referidos:

- La oportunidad de haber intercambiado con profesores de reconocido prestigio en el Educación Médica cubana.
- El alto nivel científico-técnico de las actividades docentes realizadas.

 

CONCLUSIONES

El Curso Básico en Educación Médica facilita a los docentes apropiarse de herramientas fundamentales que permitan profundizar en el proceso de enseñanza aprendizaje, así como estudiar las principales tendencias, problemas y desafíos contemporáneos en la formación de recursos humanos para la salud. Partiendo de la necesidad identificada de este y orientado su desarrollo por parte de las autoridades académicas de salud, se añade por parte de los estudiantes del curso como elementos positivos: la satisfacción con los temas impartidos, la calidad del programa y del claustro del curso.

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

1. Gómez Zayas O, Segredo Pérez AM, Hernández García L, Lozada Chinea M. Preparación de los profesores que imparten la práctica docente en la asignatura Clínica IV. Educ Med Super [serie en Internet]. 2013 [consulta 11 Abr 2013];27(1):[aprox. 7 p.]. Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0864-21412013000100010&lng=es

2. Castillo Guerrero LM, Nolla Cao N. Concepciones teóricas en el diseño curricular de las especialidades biomédicas. Educ Med Super [serie en Internet]. 2004 [consulta 2 Mar 2013];18(4):[aprox. 5 p.]. Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0864-21412004000400006&lng=es

3. Salas Perea RS. La calidad en el desarrollo profesional: avances y desafíos. Educ Med Super [serie en Internet]. 2000 [consulta 2 Mar 2013];14(2):136-47. Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?pid=S0864-21412000000200003&script=sci_arttext

4. Ministerio de Salud Pública. Área de docencia e investigaciones. Indicación 5 del 2009 para la implementación de un "Curso básico de educación médica". La Habana: MINSAP; 2009.

5. Fernández Oliva B, Nolla Cao N, Molina García JR., Díaz Hernández L, Del Pozo C. Programa de Estudio: Curso Básico de Educación Médica. La Habana: Escuela Nacional de Salud Pública; 2011.

6. Ministerio de Educación Superior. Reglamento para el Trabajo Docente y Metodológico en la educación superior. RM 210/07. La Habana: MES; 2007.

7. Ministerio de Educación Superior. Los métodos de enseñanza en Educación Superior. Una propuesta problémica. En: Algunas consideraciones sobre los métodos de enseñanza en la Educación Superior. La Habana: MES; 2008.

8. Nogueira Sotolongo M, Rivera Michelena N, Blanco Horta F. Desarrollo de competencias para la gestión docente en la educación médica superior. Educ Med Super [serie en Internet]. 2003 [consulta 2 Mar 2013 ];17(3):[aprox. 6 p.]. Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0864-21412003000300004&lng=es&nrm=iso&tlng=es

 

 

Recibido: 20 de octubre de 2013.
Aprobado:
22 de noviembre de 2013.

 

 

Lizette Pérez Perea. Escuela Nacional de Salud Pública. Calle 100 no. 1032 entre Perla y E. Altahabana, Boyeros. La Habana, Cuba, Correo electrónico: lpperea@infomed.sld.cu