Algunas consideraciones sobre la formación de la cultura ambiental en la carrera de Medicina

ARTÍCULO ORIGINAL

Algunas consideraciones sobre la formación de la cultura ambiental en la carrera de Medicina


Some considerations about the formation of the environmental culture in the medical career

 

 

 Lic. Adalis Labrada Espinosa,I Dr. C. Juan Manuel Fernández Hernández,II Dra. C. Eva Sánchez GarcíaII

I Filial de Ciencias Médicas Efraín Benítez Popa. Bayamo. Granma, Cuba.
II Universidad de Granma. Cuba.

 

 

 


RESUMEN

Con el objetivo de profundizar en la preparación didáctica de los estudiantes de la carrera de Medicina en la Filial de Ciencias Médicas de Bayamo, se procedió a la realización de cuatro talleres de índole pedagógica, dos dirigidos a los estudiantes y dos a docentes. Se llegó a la conclusión de que existen marcadas insuficiencias en la preparación didáctica de estos estudiantes, lo que repercute en la formación de la cultura ambiental en la carrera. Las limitaciones en la incorporación de la dimensión ambientalista en las disciplinas, insuficiente conocimiento relacionado a esta cultura y las insuficiencias en la dinámica del proceso, motivaron a trazar estrategias a corto y mediano plazo para la solución de estas. Se realizó una revisión de los programas de la carrera de Medicina. La elaboración de un modelo pedagógico para la formación de la cultura ambiental en estos estudiantes, se proyecta como una solución de impacto a las insuficiencias encontradas.

Palabras clave: estudiantes medicina, formación cultura ambiental, modelo pedagógico.


ABSTRACT

With the objective of deepening into the didactic preparation of the medical students in the School of Medical Sciences located in Bayamo, four pedagogic workshops, two of them directed to the students, and the others to the professors, were carried out. It was concluded that there exist significant deficiencies affecting the didactic preparation of these students, which have an impact on the formation of the environmental culture in the medical career. The limitations for the insertion of an environmental dimension into the disciplines, the poor knowledge related to this culture, and the deficiencies in the process dynamics were the reasons for setting out mid and short-term strategies to solve these problems. The curricula of the medical career were reviewed. The design of a pedagogic model to promote the formation of the environmental culture in these students seems to be an impact solution for the deficiencies found.

Key words: students, medicine, formation, environmental culture, pedagogic model.


 

 

INTRODUCCIÓN

La enseñanza universitaria de la medicina en nuestro país se inició en 1726. Los cambios que se han producido en la Educación Médica Superior (EMS) en el período revolucionario a partir de 1959 hasta el presente superan con creces los que se produjeron, considerados conjuntamente, en la época colonial y en la Cuba prerrevolucionaria.1

La dirección de la Revolución, valorando las condiciones económico-sociales existentes en el país, las de nuestra organización de salud, incluida la Educación Médica Superior, los planes perspectivos de desarrollo en esta rama, y teniendo como objetivo el elevar los niveles de salud del pueblo y la ayuda a otros pueblos hermanos en el campo de la medicina, ha orientado tomar todas las medidas pertinentes para convertir a Cuba en una potencia médica mundial.2

La carrera de Medicina en la Cuba revolucionaria ha transitado por varias etapas en la formación del médico general, la mayoría de los cambios van paralelos a las nuevas necesidades surgidas, estos se han producido especialmente en las ciencias básicas, en la práctica clínica del ejercicio de la profesión, en cada médico en formación, y en el trabajo de intervención dirigido a modificar los principales problemas de salud, mediante la interacción con la población y las actividades de prevención y promoción ejecutadas por el futuro MGB. El proceso debe estar dirigido a desarrollar las potencialidades del médico para promover su propia capacidad gestora formativa y satisfacer así las necesidades de desarrollo personal integral que abarcan aspectos, científicos, sociales, espirituales y de intercambio con el contexto en el cual está inmerso y con el que interactúa.

Se trata de una diversidad y a la vez totalidad de procesos de gestión socio-cultural de carácter profesional, sustentada en la construcción del conocimiento científico, donde la formación de estos futuros profesionales esté signada por enfrentar los retos culturales de la contemporaneidad, en su devenir histórico, como proceso cultural inherente en la existencia del ser humano y su condición humana.3

En este contexto, el campo de la educación y en particular el de la educación superior, son interpelados por la crisis cultural y ambiental por la que pasamos. Desde los clásicos y los teóricos de la educación superior se ha afirmado que la educación en general y la educación universitaria en particular, tienen sentido en la medida en que forman conocimientos, habilidades y valores orientados a colaborar en la comprensión y solución de los problemas de la sociedad en la que están inmersas, además de ser un vehículo de movilidad para aquellos que tienen acceso desde lo social.

En las universidades estas acciones adquieren un carácter primordial y en la carrera de Medicina es insoslayable su efectividad, por la influencia que tienen estos una vez graduados, en las comunidades donde ejercerán. Los futuros profesionales realizan acciones que evidencian la necesidad de la formación y puesta en práctica de la cultura ambiental, para desempeñarse acertadamente en el ámbito socio-profesional.

La situación ambiental a nivel global, regional y territorial empeora más cada día, el Comandante Fidel Castro expresó: "Una importante especie biológica está en riesgo de desaparecer por la rápida y progresiva liquidación de sus condiciones naturales de vida: el hombre".4

Los problemas del medio ambiente mundial aún continúan agudizándose y a pesar del aumento de la conciencia, todavía se requiere de una voluntad política y aplicación de acciones prácticas, si se quiere preservar la vida en el planeta. La universidad tiene un reto, la responsabilidad social de la formación de los futuros profesionales. Ha de informar, motivar y encauzar objetivos en el ámbito de la formación de la cultura ambientalista como parte de su acervo cultural, es una cultura incorporada para su acertada educación y desempeño profesional.

En encuestas y entrevistas realizadas a profesores y estudiantes de medicina de la Filial de Ciencias Médicas de Bayamo Efraín Benítez Popa, se evidenció como problemática distintiva del diagnóstico, la insuficiente formación de la cultura ambiental en la carrera de Medicina que limita el desempeño de estos futuros profesionales, orientado a la labor de promoción y prevención de salud entre otras valoraciones, por las insuficiencias en la dinámica del proceso de formación y la poca sistematicidad de esta cultura ambiental con carácter transdisciplinar e intradisciplinar en los seis años de la carrera de forma vertical y horizontal respectivamente, todos estos elementos sirvieron de motivación para la elaboración de este artículo donde se persigue como objetivo profundizar en la preparación didáctica de los estudiantes de la carrera de Medicina en la Filial de Ciencias Médicas de Bayamo.

 

MÉTODOS

Se efectuó una revisión bibliográfica de los aspectos relacionados con la cultura ambiental y los programas de estudio de la carrera de Medicina en Cuba, se convocó a la realización de dos talleres para los estudiantes y dos talleres para los profesores. Se realizó un proceso de análisis de las insuficiencias en la formación de la cultura ambiental en la carrera de Medicina y se trazaron estrategias para la solución inmediata de estas insuficiencias.

La dinámica del proceso de formación del profesional de la salud y en su especificidad el de la carrera de Medicina, deviene en la configuración que tiene lugar en la interacción contradictoria entre los sujetos implicados, denominados, momentos de construcción de significados y sentidos donde ponen en juego los recursos personales de cada uno y de todos. Es un conjunto de procesos de naturaleza consciente, compleja, holística, configuracional, dialéctica, caracterizado por la interacción permanente entre la motivación, comprensión, sistematización, la generalización del contenido y la evaluación.

En la contemporaneidad existe un consenso al considerarse a la cultura la función primordial de garantizar la existencia y el desarrollo de la humanidad, autores de diversas ciencias han incursionado en el estudio exhaustivo de este complejo fenómeno, Agustín (2000), entre otros han manifestado la importancia de la cultura para el proceso de socialización del hombre dentro de un ambiente determinado, al entenderse como medio y fin de la transmisión social. A pesar de ello carecen sus postulados de precisiones acerca de cómo desarrollar la labor educativa dentro de los diferentes contextos socioculturales, lo cual dificulta el abordaje por otras ciencias de la educación.

La formación de la cultura representa la elaboración y apropiación por parte del sujeto de conocimientos y diversidad de saberes a través de la vía curricular y extracurricular, de una concepción integral, acerca de la naturaleza del hombre y la sociedad, así como de la activa y multilateral interrelación, entre ambas significa pues, reconocer valores y aclarar conceptos con objeto de fomentar y formar actitudes y aptitudes necesarias para comprender y apreciar las interrelaciones entre el hombre, su cultura y su medio biofísico, ella también entraña en la práctica la toma de decisiones y la propia elaboración de un código de comportamiento respecto a las cuestiones relacionadas con la calidad del ambiente.

 

RESULTADOS

En los dos talleres realizados con los estudiantes de la carrera de Medicina se pudieron recoger los siguientes elementos:

- Existen limitaciones en la incorporación de la dimensión transdisciplinariedad ambientalista (intradisciplinariedad, interdisciplinariedad), teniendo en cuenta las asignaturas, las disciplinas y el año de manera horizontal y vertical, desde el 1er. año hasta el 6to. año a través de la sistematización de esa cultura ambiental.
- No es suficiente el conocimiento por parte de los estudiantes de la carrera, de los elementos que intervienen en el proceso de apropiación de la cultura ambiental.
- Limitaciones que presentan estos futuros profesionales para establecer una adecuada relación entre el conocimiento de elementos de la cultura ambiental y el proceso salud-enfermedad.
- Insuficiencias en la dinámica del proceso de formación de la cultura ambiental que conduzca a la adecuada instrucción y educación en valores ambientales.

En los talleres realizados con los profesores:

- Poco tratamiento de esta cultura ambiental con carácter interdisciplinario.
- Carencias de conocimientos relacionados con la temática ambiental que permita trasmitirles a sus estudiantes esta cultura.
- Desconocimiento de herramientas de autoaprendizaje como elemento clave en la formación de la cultura ambientalista en sus estudiantes.
- Hacen referencia a la desmotivación de estos estudiantes en un gran porcentaje, que según ellos mismos, repercute negativamente en la adquisición de habilidades cognoscitivas con un enfoque ambiental.
- Valoran que los estudiantes en la práctica médica no realizan la labor de promoción y prevención de salud con enfoque ambiental.

La búsqueda de estos elementos conlleva a la reflexión de que la mayor responsabilidad de las causas de tales insuficiencias en la formación de los estudiantes en la carrera de Medicina en especial, las relacionadas con la cultura ambiental, están dadas por la carencia de la dinámica en el proceso de formación de esta cultura y su sistematización con carácter interdisciplinar, no existiendo correspondencia con las exigencias en la formación integral del egresado que demanda la Universidad Médica contemporánea.

En este contexto las herramientas válidas para la formación didáctica y el desempeño de los estudiantes de la carrera de Medicina se fundamentan en:

- Cómo dinamizar el proceso de formación de la cultura ambiental con un enfoque sistémico, interdisciplinario y holístico.
- Cómo propiciar a los estudiantes las herramientas para el autoaprendizaje en función del autorreconocimiento, el autodesarrollo y la autotransformación con un enfoque ambiental.
- Cómo promover la incorporación de un sistema de conocimientos, hábitos, habilidades, comportamientos y valores, coherentes con estas necesidades mediante la cooperación de los colectivos pedagógicos de todas las asignaturas y disciplinas de la carrera.
- Cómo redimensionar y redefinir los conceptos de salud/enfermedad en un ámbito transdisciplinario y de articulación de conocimientos sociobiológicos.
- Cómo incorporar la cultura ambiental a través de un sistema de conocimientos, habilidades, hábitos, valores, actitudes y aptitudes necesarios para lograr el desarrollo integral de una conciencia y cultura ambientalista en función de la prevención y promoción de salud.
- Cómo reorientar los espacios de la práctica y la formación en función de adquirir nuevas perspectivas culturales.
- Cómo lograr un egresado de la carrera de Medicina con amplios y sólidos conocimientos técnicos, científicos y valores humanos, que les permitan, como personal capacitado la intervención social, la prevención y cura de las enfermedades mediante la aplicación del método clínico y epidemiológico adecuado.
- Cómo lograr el vínculo entre la tecnomedicina/excelencia/técnica del profesional, la relevancia y la satisfacción integral de la sociedad.
- Cómo, desde el punto de vista pedagógico, lograr la correspondencia, entre la calidad del proceso de formación de la cultura ambiental que se quiere y el producto del egresado que demanda la sociedad.

¿Cuál sería la propuesta para elevar la calidad en la formación de la cultura ambiental en los estudiantes de la carrera de Medicina?

El hacer sistemático el uso de las herramientas mencionadas y asumir los retos en la formación de estos futuros profesionales, los cuales están supeditados al proceso de formación; contentivas en él, tres funciones: instructiva, educativa y desarrolladora las que están simultáneamente interrelacionadas, como expresión de las cualidades del proceso; si estas atendiendo a su complejidad se logran integrar y materializar, estaremos formando, un profesional para que:5

- Sepa hacer, con conocimiento científico acerca de lo que hace, esto se traduce en la búsqueda de las vías para interrelacionar los conocimientos, habilidades y valores profesionales, en este caso con énfasis en la cultura ambiental incorporada, posibilitando de esta forma, el desarrollo social y una mayor eficacia en la calidad de vida de cada persona.
- Sepa del hacer, quiere esto decir que en la medida en que transcurre el proceso de formación se produce en el estudiante una autotransformación y transformación respectivamente, de ahí que al interactuar con el medio lo transforma y se autotransforma a su vez.
- Sea capaz de lograr la integración de la relación teoría y la técnica a los problemas que se enfrenta, lo cual permite que en su labor cotidiana sean verdaderamente entes activos en la labor de promoción de salud para contrarrestar los índices de morbilidad y mortalidad cada vez más altos, a consecuencia de enfermedades asociadas a los problemas ambientales, que están presentes en nuestra población.

 

DISCUSIÓN

Si el proceso de formación de la cultura ambiental en la carrera de Medicina no cumple con estas tres funciones, es un proceso con incongruencias en su desarrollo y cualitativamente incompleto; a tenor de las tendencias del desarrollo actual, así como las características que sustentan las transformaciones tecnológicas, científicas y culturales de las últimas décadas, se hace evidente lo complejo del uso de la didáctica, lo cual explica y aplica lo relacionado con la enseñanza como tarea intencional y sistémica y como estrategia expedita para la formación del hombre a sabiendas de que en ella convergen varios procesos, dimensiones e intencionalidades explicadas por diversas disciplinas; formar y enseñar al hombre implica entre otros, asumir el debate antropológico, ético, ontológico y axiológico; incluye además atender responsable y científicamente el desarrollo de sus potencialidades, entre ellas pensamiento, inteligencia y creatividad sin olvidar la inserción y realización de ese hombre en su universo sociocultural por lo que esta didáctica general es un marco explicativo interdisciplinario indispensable, pues en ella confluyen los aspectos filosóficos, psicológicos y sociológicos en la enseñanza, los que permiten dar profesionalidad y carácter científico al acto educativo en cualquier nivel y en cualquier disciplina, garantía de una actividad profesional consecuente y exitosa.

La elaboración e impartición por semestres, de cursos, conferencias, entre otras acciones encaminadas a la formación de estos futuros profesionales, donde se profundice en cómo aprender a aprehender la cultura ambiental, constituyen medidas emergentes para lograr la calidad en la formación del estudiante de la carrera, a mediano plazo, simultáneamente a este accionar se trabaja en la elaboración de un modelo pedagógico para la formación de la cultura ambiental en la carrera de Medicina.

La preparación de los futuros profesionales de la salud en lo que concierne a cultura desde diversas aristas, adquiere una significativa importancia porque ella, es una de las claves para poner en marcha los procesos necesarios para enfrentar los desafíos del mundo moderno. El entorno se diversifica haciendo gala de cambios más trascendentales en las esferas socioeconómicas, nuestro país va escalando peldaños cada vez más superiores en el orden de la cultura con una actitud axiológica que atienda al interés colectivo y a las necesidades en pro del bienestar social, en lo referido a la salud física y mental.

La formación de los estudiantes de la carrera de Medicina en la Filial de Ciencias Médicas de Bayamo no está acorde a las nuevas exigencias del currículo que demanda nuestra sociedad, debido a las insuficiencias en el proceso de formación de la cultura ambiental.

La puesta en práctica de la didáctica en función de lograr la dinámica del proceso de formación de la cultura ambiental, con un enfoque sistémico, interdisciplinario y holístico en la carrera de Medicina constituye una necesidad ineludible desde el punto de vista pedagógico en la Filial de Ciencias Médicas de Bayamo.

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

1. Fernández Sacasas J. Experiencia de la enseñanza en la integración de la educación médica superior y los servicios de salud. Educ Med Super. 1990;4(1):16-27.

2. Oubiña Rodríguez J, González Martínez MI. Nuevos enfoques pedagógicos en el perfeccionamiento del personal de salud. Educ Med Super. 1992;6(1):15-26.

3. Fuentes H, Álvarez S. Dinámica del Proceso Docente Educativo en la Educación Superior, CeeS "M. F. Gran". U. O. 1998;(2):7.

4. Castro Ruz F. Mensaje en la Conferencia de Naciones Unidas sobre Medio Ambiente y Desarrollo, Río de Janeiro, del 1-4 de Junio de 1992. La Habana: Consejo de Estado y de Ministros de la República de Cuba; 1992.

5. Bock D. Epistemología y verdad. Material en soporte magnético. Facultad de Ciencias Médicas de Granma; 2007.

 

 

Recibido: 10 de julio de 2013.
Aprobado: 25 de julio de 2013.

 

 

Adalis Labrada Espinosa. Filial de Ciencias Médicas Dr. Efraín Benítez Popa. Carretera vía a Santiago de Cuba, km 1/2. Bayamo. Granma, Cuba. Correo electrónico: ale@fcmb.grm.sld.cu





Copyright (c) 2013 Adalis Labrada Espinosa, Juan Manuel Fernández Hernández, Eva Sánchez García

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 4.0 Internacional.