Hacia una educación médica cada vez más científica

EDITORIAL

Hacia una educación médica cada vez más científica

 

Towards an increasingly scientific medical education

 

"… las revistas salen a la luz, llenas de ella, con lo mejor de los mejores,
con estudios macizos en que la necesidad de dar a un público crítico alimento sólido
en forma compacta y corta… fuerza al trabajador literario
a condensar en párrafos que parecen diamantes pulidos…"

José Martí, 1884

Es un hecho indubitable que la educación médica de práctica eminentemente reproductora, transita a práctica cada vez más científica a nivel mundial.

La madre nutricia de la educación médica ha de ser una práctica médica cada vez más científicamente fundamentada, ejercida por profesionales competentes que se constituyan en modelo a seguir por sus estudiantes.

Para que la educación médica sea cada vez más científica, el estudiante ha de estar inmerso en un proceso de investigación colectivo, donde se pueda transitar en la asunción de responsabilidades investigativas, progresivamente, tal y como se hace en el perfil profesional asistencial. A investigar se aprende investigando.

La educación en el trabajo se robustece cuando el trabajo es científicamente fundamentado. Las competencias científicas solo podrán ser modeladas, demostradas y evaluadas por un profesor que investiga.

Una práctica médica a la que le sea consustancial una práctica investigativa sistemática, generará un incremento de su calidad y posibilitará entonces, que el proceso formativo se nutra del ejemplo de un trabajo científico. Profesores que integren la investigación a su práctica asistencial engendrarán profesionales con avidez de superación permanente. Al ritmo actual de la sociedad del conocimiento, lo que se enseña hoy en 10 años o quizás menos, será obsoleto.

Los resultados de investigación que emergen de las tesis de maestrías y doctorados en el área de la educación médica, son pilares decisivos del sustento científico de la formación médica actual. Las publicaciones que recogen resultados de investigación en el campo de la educación médica se constituyen en evidencia irrefutable del grado de calidad alcanzado en el proceso formador.

Se estima que anualmente, a nivel global se publican 1,8 millones de artículos científicos en alrededor de 28 000 revistas indexadas. Se plantea que el 90 % de los artículos publicados nunca son citados. Solo el 2 % del total de artículos publicados globalmente son originados en la región de América Latina y el Caribe. En esta región existen 1246 revistas científicas diferentes, que están indexadas en bases que registran revistas de calidad; en SciELO aparecen 719 revistas, en RedALyC, 642 y en SCOPUS, 523.1

Google Académico almacena artículos científicos de todos los campo del conocimiento e incluye el universo de acceso abierto, por esa razón crea las bases para la «democratización» del análisis de las citaciones, pues integra a las revistas no recogidas por la mega empresa de productos informativos ThomsonReuters, que ejerce una acción casi monopólica.2

El indicador de Google Académico permite conocer las revistas más destacadas para cada uno de 10 idiomas y coloca en orden descendente las 100 revistas más citadas del mundo para cada uno de estos idiomas.

El reconocimiento logrado por una revista científica, depende de su calidad y visibilidad. En la medida en que aumenta la visibilidad de una revista mayor cantidad de artículos recibirá para su potencial publicación y por lo tanto el proceso de selección podrá incrementar su exigencia. Al publicar artículos de mayor calidad habrá mayor probabilidad de que estos sean citados y por lo tanto se incrementará el índice-H y el factor de impacto de la revista.

Entre las 100 revistas en español, jerarquizadas por Google Académico, se encuentran 10 de temática educativa, de ellas 8 son españolas, una mexicana y una cubana (la revista Educación Médica Superior) que se encuentra en el lugar 19 entre las 100 y en segundo lugar entre las 10 de temática educativa.

La revista Educación Médica Superior es además la primera revista científica médica cubana en superar el número de citaciones recibidas sobre la cantidad de artículos publicados para el año 2014.

Los resultados obtenidos son expresión fehaciente de la calidad de la educación médica cubana y por lo tanto, motivo de sano orgullo para todos los educadores en ciencias de la salud del país.

El desarrollo ascendente alcanzado por la revista Educación Médica Superior durante sus casi 30 años de existencia, ha sido posible por el trabajo sistemático de los educadores y educadoras que han integrado el equipo editorial amplio y el aseguramiento y orientación brindado por la Editorial de Ciencias Médicas.

Las revistas, en el decir de Martí han de salir llenas de luz. Si algún albor ha emergido de la Revista Educación Médica Superior ha sido engendrado por el trabajo de quienes eligen publicar en ella. A los autores, máximos responsables de lo logrado, respeto y gratitud en nombre de todos los forjados en la Educación Médica Cubana.

Dr. C. Eugenio Radamés Borroto Cruz
Director revista Educación Médica Superior

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

1. Miguel S. Revistas y producción científica de América Latina y el Caribe: La visibilidad en SciELO, RedALyC y SCOPUS. Revista Interamericana de Bibliotecología. 2011;34(2):187-99.

2. Silva-Ayçaguer L. El índice-H y Google académico: una simbiosis cienciométrica inclusiva. Revista Cubana de Información en Ciencias de la Salud [revista en Internet]. 2012 [citado 2015 Mar 20]; 23(3):[aprox. 0 p.]. Disponible en: http://www.rcics.sld.cu/index.php/acimed/article/view/384



Copyright (c) 2016 Eugenio Radamés Borroto Cruz

Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 4.0 Internacional.